• Vivir aquí, ha sido para mí una gran oportunidad para conocer a grandes amigas. He podido participar de actividades sociales que siempre me han gustado mucho.
    Cristina
    Estudiante Ingeniería Comercial en el Universidad Adolfo Ibáñez, llegó a la residencia en 2016.
  • Para mí Altamar es compañía, ambiente de familia que te hace estar como en tu casa. Saber que siempre alguien te está esperando. Se respira ambiente de armonía y tranquilidad.
    Constanza
    Estudiante de Odontología UNAB, llegó a la residencia en 2017
  • En Altamar he vivido muchos momentos de alegría. He conocido gente nueva, que ahora son muy buenas amigas. Puedes dedicar tiempo al estudio, porque lo de la casa está siempre listo.
    Javiera
    Estudiante Ingeniería Comercial Universidad Adolfo Ibañez, llegó a la residencia en 2017